Tus brazos

Tus brazos siempre se abren cuando quiero un abrazo.

Tu corazón comprende cuándo necesito una amiga.
Tus ojos tiernos se endurecen cuando me hace falta una lección.
Tu fuerza y tu amor me guía y me da alas para volar.
Eres la única persona del mundo, que siempre está de forma incondicional.
Si te rechazo, me perdonas.
Si me equivoco, me acoges.
Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta.
Si estoy feliz, celebras conmigo.
Si estoy triste, no sonríes hasta que me haces reír.  
Eres mi amiga incondicional.
Una madre es capaz de dar todo sin recibir nada.
De querer con todo su corazón sin esperar nada a cambio.
Una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás la han perdido.
Mi madre encuentra la felicidad cuando yo la encuentro.
Cuando yo vivo algo hermoso, lo vive a través de mi experiencia.
Mi madre reza por mí, incluso cuando yo sólo rezo por mi mismo.
Mi madre me daría el mundo entero si fuese capaz.

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!