Buscar este blog

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Lloramos por quienes se fueron



Lloramos por quienes se fueron...
Con cariño y añoranza, recordamos a los que estuvieron a nuestro lado, aquellos que fallecieron pero que siguen vivos en 
nuestro corazón.
Duele, pero en ocasiones no queda más remedio que decir adiós. Unas veces nos despedimos de un amor, otras de un familiar o una amistad especial…




Decir adiós no es sencillo, y es especialmente difícil cuando la persona que se ha marchado de nuestro lado era un ser querido.

Pero debemos saber decir adiós, aceptar el final, y saber continuar pese al dolor de nuestro corazón. ¿Qué puede doler más? ¿Saber que jamás podremos volver a verle? ¿Ese montón de palabras que siempre quisimos decir y no pudimos? ¿El hecho de que estemos aquí y ellos no? ¿Cómo pedirle al alma que no llore por tantas ausencias?

Quisiéramos estar en paz, sabiendo que quien murió se marchó a un lugar mejor, en donde se encuentra la paz y la armonía que todos buscamos…

¡Cómo nos gustaría devolver el tiempo y hacer tantas cosas que podrían calmar la tristeza y pesadez que hay en nuestro corazón!

recomendado