Buscar este blog

martes, 13 de octubre de 2015

Reflexion: EL HOMBRE DEL LISTON ROSA



Si eres una Mujer, este mensaje te interesa mucho y es por ello que te lo comparto…
Y si eres Hombre, conoces a alguna mujer tomate un momento en leer este mensaje y luego hacer lo necesario para que ella lo conozca también y lo comparta:

Un hombre atractivo de mediana edad, entró a un Café y se sentó, un grupo de hombres jóvenes en una mesa cercana se reían de él.
Recordo que llevaba un Listón Rosa en la solapa de su chamarra, podría ser la razón de las risas.
Aquél Hombre, no le dio mayor importancia, pero la insistencia de las risas comenzó a molestarle. Miró a uno de los hombres a los ojos, se llevó el dedo a la solapa y apuntó al Listón Rosa y preguntó: ¿Esto?...
Con ese gesto y esa acción, todos los hombres se rieron abiertamente…
Uno de ellos dijo: -Disculpa amigo, pero estábamos comentando lo gracioso que te ves con ese Listón

Hizo un gesto de invitación al bromista para que se acercara y se sentara en su mesa. Aunque se sentía incomodo, el hombre más joven se acercó y se sentó. El, con voz en tono amable le dijo:
-Llevo el Listón Rosa para llamar la atención y tomar en cuenta lo importante que es la Prevención para combatir el Cáncer de mama… Lo Llevo en Honor a mi Madre…
-Lo siento amigo, ¿Murió ella de Cáncer de mama?
-No. Ella está sana y bien. Sus pechos me alimentaron cuando era un Bebé y fueron mi refugio cuando tuve miedo o me sentí sólo en los tiempos de mi niñez. Estoy muy agradecido por los pechos de mi Madre y por su salud.
-Entiendo, respondió el más joven…
El hombre, siguió afirmando: También llevo este Listón, para honrar a mi Esposa…
Y Ella… ¿También está bien…?
-A lo que respondió: Claro que sí. Sus pechos han sido fuente de amor, para ambos. Con ellos alimentó a nuestra bella Hija de 21 años. Estoy agradecido por los pechos de mi Esposa y por su salud.
- Ya veo. Y supongo que también lleva ese Listón Rosa por honrar a su Hija.
-No. Es muy tarde para eso. Mi hija murió de cáncer de mama hace un mes.Pensó que era demasiado joven para tener cáncer, cuando accidentalmente notó una pequeña bolita en uno de sus senos, lo ignoró. Pensó que como no le causaba molestias o dolor, no había de que preocuparse.
Conmovido y avergonzado el hombre joven dijo:
-Lo siento Señor.
- En memoria de mi Hija es que llevo este Listón Rosa con orgullo. Eso me da la oportunidad para hablar y compartir con otros.
-Cuando vuelvas a casa, habla con tu esposa, tus Hijas, tu madre, tus hermanas, y también con tus amigas sobre esta mortal enfermedad que no solamente ataca a las mujeres. También a taca a los hombres aunque en menores porcentajes.
-Aquí tienes, ( le entregaba una pequeño Listón Rosa)
El hombre joven, lo tomó. Miró el Listón y levantó la mirada diciéndole, me ayuda a ponerla en la solapa de mi chamarra, por favor…


recomendado